Alacrán Cebollero o Grillotopo


Es un ortóptero de la familia de los Grílidos cuyo nombre científico es el de Gryllotalpa gryllotalpa. Se reconoce muy fácilmente por el abdomen más bien grande, por el protórax ancho y robusto y sobre todo, por las dos patas anteriores excepcionalmente desarrolladas. De Color variable desde el marrón al gris, puede alcanzar hasta 6 cm de longitud y se encuentra difundido por toda la península y demás países del mediterráneo.

Es muy dañino, no solo porque puede alimentarse de tubérculos o pequeñas raíces, sino también porque, al no tener una vida exclusivamente subterránea, con las potentes patas anteriores logra trocear cualquier raíz poco robusta que encuentre, provocando a menudo la muerte de la pequeña planta. Dada su actividad de minador, el cortón prefiere terrenos frescos y húmedos de los cuales saleen las noches de primavera, realizando breves y pesados vuelos y llamando a las hembras con el aparato estridulador de que esta dotado. Las hembras una vez fecundadas, ponen por termino medio unos 300 huevos en una celda excavada a unos 20 centímetros de profundidad.

Los medios de lucha son diversos y se elije teniendo en cuenta el numero de individuos y el valor de los daños provocados. Para una contaminación normal constante y continua se puede utilizar latitas enterradas sobre todo en primavera que contengan petróleo; pero mas que un medio de defensa puede considerarse una eficaz prevención contra la difusión de los grillos topos. Es posible inyectar en el terreno sulfuro de carbono de 40 a 50 gramos por m2, pero es casi siempre preferible la lucha mediante cebos envenenados esparcidos sobre los campos invadidos, eligiendo un periodo para la operación el mes de mayo en las regiones septentrionales y el de abril en meridionales.

Preparar el cebo mezclado 10 kg de arroz o maíz triturado previamente mojado con 2.5 litros de agua con 0.50 kg de fluosilicato de bario. Una vez removido todo ello con la pala, distribuir esta mezcla por el terreno a razón a 30 a 40 kg por hectárea. Este cebo es especialmente apreciado por el alacrán cebollero y tiene la ventaja de no ser nocivo para los animales de corral. Siempre que sea posible, otro excelente sistema es inundar y dejar sumergido por lo menos tres días, los terrenos que se quieran desinfectar.

Bibliografía

Gattini, A. (1971). Como proteger las plantas de los insectos y parasitos. Barcelona: Editorial de Vecchin .

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

Crea tu sitio web con WordPress.com
Empieza ahora